" NADA HAY MÁS NUEVO QUE EL AMANECER DE CADA DÍA " - EMPIEZO EL BLOG EL 3 DE JUNIO DEL 2.010 - (mi refugio)

31/3/14

El huerto de yayo


Cada vez que doy mi paseico me gusta pasar por el huerto. El orgullo que sentía yayo Melchor por ese trozo de tierra sólo podía compararse al de sus nietos, la producción duraba todo el año y aún vendía a los que pasaban por allí, hablaban con él y les apetecía una lechuga fresca o tomates que él mismo sembraba en su miniinvernadero. Guardo una foto aérea de cuando el Llano de Samper eran parcelas familiares, después pasó a ser "el anillo de oro" para la construcción. En la foto, a la izquierda, se ve un punto blanco en medio de un triángulo de tierra, es el abuelo, yayo Melchor. Seguimos teniendo la parte que da a Pico Collarada, aunque no lo trabajamos nosotros pero quien lo lleva lo hace con ilusión y eso es lo que cuenta. A pesar de lo pequeño que es da de sí para tener un poco de todo, flores, un melocotonero, una parra, laurel ... es como un capricho y la acequia pasa justo al lado. Recuerdo cuando iba yo a regar las flores y ayudaba a yayo a coger fresones o judías, después lo hice con Marcos, pero su enfermedad truncó todas las ilusiones.


9 comentarios:

  1. Bonitos recuerdos y esa foto aérea muy buena.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Bonita foto de la Ciudadela, y la importancia de que esté el yayo. Recuerdos que siempre se agradecen. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Muy cerca del huerto del abuelo Melchor estaba el del abuelo Daniel, (mi suegro) por aquella época todos los que trabajaban los huertos del llano de Samper se conocían, yo iba muchas veces al huerto con mi suegra y mis hijos a pasar un rato y es probable que coincidieramos más de una vez. Ahora todo esta urbanizado y edificado, pero cuando paseo por los Glacis, siempre me paro recordando donde estuvo la huerta del abuelo.

    ResponderEliminar
  4. Me dan ganas de pasarme por allí y comerme unas uvas,o unos higos,o lo que haya.Bonitos recuerdos Trimbo.

    ResponderEliminar
  5. Hermosos y nostálgicos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es alentador y al mismo tiempo triste, pensar en lo que antes fue nuestro y ahora solo nos queda el recuerdo.
    Me sucede que, cuando avanzo en edad, la memoria trabaja más sobre mi niñez y juventud.
    Abrazos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Al yayo siempre lo tendrás ahí en el huerto con tus recuerdos..
    Buenas noches.
    Un beso.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.