" NADA HAY MÁS NUEVO QUE EL AMANECER DE CADA DÍA " - EMPIEZO EL BLOG EL 3 DE JUNIO DEL 2.010 - (mi refugio)

27/4/16

Fotografías

La caja de las fotos

     Esta vieja caja de bombones era de yaya Orosia, madre de Marcos. Aquí guardaba botones, hilos, agujas ... Faltando ella, me pareció bien poner las fotos allí, porque todo son recuerdos importantes y queridos, sobre todo la caja que es como un libro lleno de historias sin palabras y de imágenes sin tiempo. El lugar que ocupa es muy accesible para poder cogerla en cualquier momento e ir pasando páginas de vidas que se quedaron atrapadas en unas fotografías.

23 comentarios:

  1. Lo has expresado con una sensibilidad exquisita, "Vidas atrapadas en fotografias. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una foto a la izquierda de la foto que era un hermano de yaya Orosia, murió el "año de la gripe" ... los demás hermanos se salvaron porque ya llegó un descubrimiento moderno: las sanguijuelas !!

      Eliminar
  2. Buenos días Angelines. Que curioso en mi casa también hay una caja similar que contiene unas fotos desde hace años y años y siempre están hay, no se porque, muy curioso. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cajas se irán rompiendo pero las fotos permanecerán de testigos de otros tiempos. Besetes.

      Eliminar
  3. Hola Angelines, en casa mi madre también tenia una caja con botones y muchas cosas mas, no se que paso con ella, pero si tengo albunes con fotos muy antiguas y como tu dices, llenas de recuerdos, de vez en cuando me gusta mirarlas, preciosa tu caja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuanto más tiempo pasa, más majas son !!

      Eliminar
  4. Me encanta ver fotos antiguas y recordar y revivir momentos pasados... Abrazos

    ResponderEliminar
  5. En todas las casa ha habido una caja similar, en mi caso ha crecido al juntar fotos de dos casas. Pero los recuerdos siguen almacenados. Tu lo cuentas con tanto cariño que parece el principio de un cuento. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me parece percibir el olor a café y farias cuando en las sobremesas pasaban de mano en mano ...

      Eliminar
  6. ¡Hay qué ver qué caja tan bonita! En mi caso, la caja de las fotos familiares, es la de unos zapatos infantiles de la década de los setenta y, aunque es bonita, no tiene la patina de tiempo, la solera y el toque glamoroso de esta que aquí nos muestras. Estas cajas, sin duda, custodian verdaderos tesoros. Como atestigua esa muestra que nos enseñas, algunos, además del valor sentimental que llevan consigo, lo son por el testimonio de épocas y usos pasados que transmiten.

    ResponderEliminar
  7. Mi madre las guardaba en una caja de lata de dulce de membrillo y cada vez que había una comida familiar las sacaba. Después mi padre las fue ordenando y llenó tres álbumes grandes. Llegó el vídeo pero yo sigo prefiriendo las fotos.

    ResponderEliminar
  8. También en casa de mis padres, que todavía viven ambos —y me atrevería a decir que en la casa de todos los padres— hay una o varias cajas en las que se contiene la historia de la familia en registros fotográficos... todo un verdadero tesoro. Recuerdo que siendo niño, cuando estaba malo y no iba al colegio, le pedía a mi madre siempre que me trajera las cajas de las fotos... y era un verdadero viaje en el tiempo por la historia de la familia.. qué recuerdos tan entrañables guardo de esos momentos...
    Besos, Angelines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Cuando estaba malo" esa frase es bien nuestra, me ha hecho ilusión leerla !!
      Nosotros estamos malos o buenos, nada de enfermos o curados, a que sí !?

      Eliminar
    2. ...jajajajaja.... claro que sí, Angelines !! ,,,jajajaja... nunca me había dado cuenta, pero es verdad que esa expresión es aragonesa al ciento por ciento... nosotros la tomamos en casa, desde muy pequeños, de mi madre, que es de Zaragoza... y todos los hermanos somos de Zaragoza también... excepto mi hermana María, la pequeña, y mi padre, que son de Madrid.
      Un beso grande!!

      Eliminar
    3. Esta frase, también se usa o se usaba por aquí. Muchos besos.

      Eliminar
  9. Y sobre todo que antes a las fotos se les daba un valor especial, porque se hacían muy pocas. Más tarde empezamos a comprar cámaras fotográficas de aquellas que les ponías el carrete de 36 fotos, luego había que llevarlo a revelar y menudo disgusto que nos llevabamos cuando alguna había salido mal
    Pero todo eso cambió con las máquinas digitales, con las que haces y borras fotos de la manera más sencilla.
    Y en la actualidad con los móviles que siempre los tenemos a mano, hacemos tal cantidad de fotos en todos los momentos y que automáticamente se descargan en al ordenador, que yo creo que no se hacen por la ilusión de inmortalizar momentos especiales, porque será dificil que algún día las siguientes generaciones tengan tiempo y ganas de mirar toda esa cantidad de fotos antiguas.
    En fin...Es el progreso y hay que adaptarse a los nuevos tiempos; pero la ilusión de abrir la caja de las fotos y disfrutar un rato mirándolas...creo que eso ya no volverá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el montón que tengo, de cuando empezamos a rehabilitar Lanuza, pensaba que no valían nada las tres cuartas partes. Ahora son un tesoro cada una de ellas y todas son de carretes, reveladas por Fernando el de Zaca, pobre.

      Eliminar
  10. Son recortes de vidas, momentos inefables, casi todos con sonrisas y no cualquier caja es la correcta para guardarlos.
    Mi presencia aquí sigue intermitente, no estoy bien todavía.
    Besos, Angelines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mirella. Un abrazo muy fuerte y besetes.

      Eliminar
  11. Las fotos antiguas son un tesoro inagotable de recuerdos.

    ResponderEliminar
  12. Las fotografías antiguas nos trasladan a tiempos en que todo se apreciaba y vivia de otra manera.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me encantan esas cajas con sus recuerdos. En mi casa, también había una parecida. ¡ Que lindo !

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.