" NADA HAY MÁS NUEVO QUE EL AMANECER DE CADA DÍA " - EMPIEZO EL BLOG EL 3 DE JUNIO DEL 2.010 - (mi refugio)

2/6/16

Un nuevo día


Flores silvestres por el paseo de la Cantera
"Saber contra lo que no se puede hacer nada y aceptarlo como el propio destino: ésta es la virtud suprema" .- Liu Kia-hway


- En mi opinión, más que virtud, es fuerza de voluntad, mucha fuerza de voluntad para contener el dolor que mina los cimientos y roe como un taladro. Saber que no se puede hacer nada pero aceptarlo como el propio destino es algo muy duro, se acepta porque no queda otro camino y a eso yo no lo llamo virtud, lo llamo fuerza de voluntad para contener y controlar el dolor, como consecuencia surge la aceptación por imposición. 

11 comentarios:

  1. Resiliencia es la capacidad para aceptar vivir lo que toca, enfrentar el dolor y trascenderlo. Es muy importante descubrir, como una experiencia dolorosa o traumática, puede convertirnos en una persona más fuerte, en un mejor ser humano o como, a partir de lo que hemos tenido que enfrentar, podemos ser capaces de apoyar o acompañar a otros seres humanos a enfrentar su propio dolor.

    ResponderEliminar
  2. La aceptación es un paso para encontrar tu lugar en el camino, aunque no sea fácil de conseguir, pero es la conjetura de resistir o morir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a que alguien te tira de la mano por fin encuentras el lugar.

      Eliminar
  3. O porque no hay otro rmedio, sino aghuantarss.

    Yo tengo la suerte de tener mas de un Remedios.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
  4. El alma resiste para seguir adelante y el cuerpo con ella, pues es el vehículo que la transporta en este plano físico.
    Estoy de acuerdo con tu sentimiento en letras, sin esa fuerza de voluntad de aceptar lo que llega, ni alma ni el cuerpo podrían soportar ese peso.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  5. La fuerza de voluntad, es muy importante. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. La vida, en la pedagogía que viene haciendo conmigo, me enseña que únicamente cuando mi corazón se rinde a la realidad. —y digo "se rinde", no "se resigna"... que son ambas cosas muy distintas, y diría que casi contrarias—, cuando no la cuestiona, hay lugar en él para la paz y es posible ser feliz.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es justamente. Estoy de acuerdo contigo. Besetes.

      Eliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.