" nada hay más nuevo que el amanecer de cada día "
- RUMIANDO MOMENTOS -

viernes, 22 de julio de 2016

Boca de lobo

A las seis de la mañana se han abierto las compuertas del cielo y han salido las tormentas en fila, una detrás de otra, cargadas de agua y granizo.
Las rosas han terminado de florecer ... en el suelo.
Se ha pasado la mañana debajo de mi cama ... el valiente.
La oscuridad se come al día.
Algunas flores se han regado bien y sigue tronando, está oscuro como boca de lobo.

25 comentarios:

  1. Ja, ja, el valiente Bolo solo quería acompañarte para que tú estuvieras tranquila... Por aquí un calor tremendo, no corre ni pizca de aire... Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ligia, tú estás en el Paraíso todo el año. Besetes.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Jiboooo, qué mañana de tronar, llover y oscuridad !!!

      Eliminar
  3. Eso es lo malo de las tormentas, que si cae granizo, estropea todo lo que pilla. Por cierto este año según dicen se han cebado especialmente con Extremadura y Aragón.

    ResponderEliminar
  4. Hola Angelines, pues ojala estuviese por aquí así alguna vez, os quedáis con todas las tormentas y aquí no llega ninguna:), lo malo es el granizo que lo estropea todo, el faraón dando fe de su valentía eh? jeje, disfruta de ese fresquito por todos los que no lo tenemos y al faraón ponle la camita debajo de la tuya:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, todas las tormentas y si alguna se pierde aquí la encuentran. Ya veleeeeeee !!!!!

      Eliminar
  5. Después de la tormenta viene la calma, así que no hay otra, nada más que esperar a que pase. A Bolo es que no le gustan los ruidos raros, jajaja. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos momento hay un sol rabioso que se está vengando de no haberlo dejado salir esta mañana. A Bolo los truenos y petardos no le gustan nada. Besetes.

      Eliminar
  6. Como boca de lobo, sí señora. Aunque Lanuza no deja de lucir encantos: los tejados de pizarra y las calles recién asfaltadas parecen de charol, los geranios lucen rojos a rabiar, la piedra se matiza y, el valiente, asoma para la foto ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lástima las rosas! Sus bellos pétalos, alfombran tu corral como en una procesión de Corpus.

      Eliminar
    2. Es verdad, lo negro es más negro y resaltan los contrastes. Las rosas ya estaban en las últimas.

      Eliminar
  7. Y a pesar de todo las imágenes se ven preciosas, una de las cosas que mas me gusta es una tormenta, en la montaña me impresiona un poco pero en el mar me encanta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me gustan poco, haría como Bolo, meterme debajo de la cama. Besetes.

      Eliminar
  8. Si llueve solo hay que dejarla caer, lo malo es el granizo, el mal que hace. Ayer me impresinó un campo grande pimientos, que no habia dejado intacto ni uno. Un desastre para el agricultor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La piedra hace mucho mal y sin remedio. Llover es bueno pero las tormentas son imprevisibles.

      Eliminar
  9. Preciosas fotos, Angelines.
    También yo me metería si pudiese,ja,ja.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Por aqui tambien lluvió y a mi me gustó.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Por aquí tenemos mucho sol y las tormentas ni se acuerden. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. En Asturias ha lloviznado y el día esta tristón , este verano tiene pinta de ser raruco! Un abrazo enorme mi querida Angelines.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Todo lo describes que parece que lo estoy viviendo,buen finde,abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Pues acá en Chile recibiríamos la lluvia como viniese. Estamos pasando el invierno con chubasco débiles, como dicen los informes meteorológicos. Envidio tu suerte.

    ResponderEliminar
  15. Las tormentas cuando salen en fila no hay quien las pare!!
    Besos

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.