" NADA HAY MÁS NUEVO QUE EL AMANECER DE CADA DÍA " - EMPIEZO EL BLOG EL 3 DE JUNIO DEL 2.010 - (mi refugio)

5/7/16

Plácidamente

Allí está Bolo mirando por la ventaneta que es una buena atalaya.
La hornacina de Santa Quiteria, que recuperamos de debajo del agua, recibe los cálidos rayos vespertinos.
La fuente del Fondanar en la que todos bebemos cuando volvemos de andar, también acoge al último sol de la tarde.
Y se acaba un día en que ha hecho un poco de todo. Pero lo "mejor" lo reservaba para la una de la noche cuando el agua y el viento hacían, en un momento, desparecer todos los contornos, como un inmenso mareo.  El azote del viento y de la lluvia en los cristales parecían los ojos de buey de un barco encallado. Cuando saltaron los plomos de la luz, Bolo, que andaba pegado a mis pies, ya no pudo más y se escondió gruñendo ... vete a saber donde ... esta mañana estaba otra vez a los pies de mi cama durmiendo plácidamente.


34 comentarios:

  1. Hermoso tu paseo, con una puesta de sol magnifica, menos mal que la tormenta fue de noche y todos están es casita, incluido Bolo que como casi todos los gatos nos les gustan las tormentas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tormentas por la noche, en estas montañas, impresionan. Besetes.

      Eliminar
  2. Hola Angelines, el guardián vigilando su terreno:), pero como la mayoría de gatos un miedica cuando suenan los truenos, aunque a esas horas creo que a todos nos da un poco de yuyu y mas si se va la luz, yo seguro que le hacia compañía a Bolo en su escondite jeje, como siempre nos dejas unas hermosas imágenes de tu paseo que son una delicia, gracias por compartirlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es miedica, miedica ... con un libro que se cayó saltó por la ventana a la calle y fue cojo un día o dos. Besetes.

      Eliminar
  3. Tu tuviste la tormenta de noche y así disfrutaste de todo un espléndido día. Nosotros la tuvimos a media tarde y como tu dices el viento rugia que era un primor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Vengo de estar en la playa con Tracy y ya estoy en la montaña, esto de blogger a veces es una maravilla. Que tengas un buen día!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si, para viajar no hay nada mejor, aunque a veces cambie de rumbo sin preguntar. Besetes.

      Eliminar
  5. Pues me parece muy bien que Santa Quiteria tome baños de sol, después de una inmerecida inmersión. ¡A eso se le llama salir a la luz, sí señora! Aunque, bañar también se habría bañado, con semejante tormenta. ¡Ay, si las piedras hablasen! Bolo, plácidamente, las entendería. Seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Santa Quiteria está a la entrada del pueblo, como estaba antes, pero ahora más arriba y seguro que está muy a gusto con el sol de la tarde, mejor que con lluvia que no la visita nadie. Mira, en estos momentos está cayendo un chaparrón !!

      Eliminar
  6. Un placer ver el crupúsculo en tus fotos. Nosotros hace seis días que llueve, llovizna y no vemos más que gris.
    Abrazote, Angelines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La diferencia es que, en verano, las tormentas son muy calurosas y pesadas. No me quejo, aquí la temperatura es fresquita. Besetes.

      Eliminar
  7. Que a gusto estará ahí Stª Quiteria calentándose al sol. Fue un gran acierto rescatarla del agua Angelines.
    Bolo te cuida bien la casa 😉
    Guapas las fotos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rescatar esas piedras del agua fue una odisea. Cuando daban permiso no se podía porque el agua estaba alta, cuando estaba baja no llegaba el permiso. Por fin se consiguió. Besetes.

      Eliminar
  8. Maravillosas fotografías, sobre todo la puesta de sol. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Jajajs que mimado lo tienes ¿ uanto tiempo lo tienes?
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Jesús, en septiembre hará cuatro años. Se porta muy bien. Besetes.

      Eliminar
  10. Mandame un poquito de esa lluvia nocturna. LLevamos dias que solo apetece estar por la noche en la calle. Volver a casa es un suplicio de calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es por darte envidia, pero he salido a dar un paseíto hasta la presa y necesito la chaqueta abrochada. La envidia te la tengo yo en invierno.

      Eliminar
  11. Quiero una tormenta así, la quiero yaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te la mandaría con premio y todo. Besetes.

      Eliminar
  12. Preciosas fotos Angelines, no me extraña que Bolo sea feliz en ese lugar maravilloso. Un besin enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bolo es feliz porque siempre tiene algo que perseguir, una mosca, una mariposa, un pájaro ... sólo tiene ojos para lo que se mueve. Besetes.

      Eliminar
  13. Para una amante de la música, sentarse en su atalaya y ver una representación en vivo de La cabalgata de Las Walquirias hecha de nubes y cumbres tiene su miga. Eso no lo mejora ni Celibidache.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi nada, Ana Mª, eso que tu describes es la gloria !!!

      Eliminar
  14. ¡Que maravilla de fotografías Trimbo!
    Bolo estará encantado de divisar ese paraje tan lindo desde su atalaya


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bolo cuando mejor se lo pasa es por la noche en el corral, cazando ... o queriendo cazar. Besetes.

      Eliminar
  15. No esta asomado a la ventana, está engaramitao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Engaramitao no lo había oído. Encaramao me suena más ...

      Eliminar
  16. Un placer ver y leer lo que nos enseñas.
    Bss

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.