" NADA HAY MÁS NUEVO QUE EL AMANECER DE CADA DÍA " - EMPIEZO EL BLOG EL 3 DE JUNIO DEL 2.010 - (mi refugio)

24/8/16

Tenemos de sobra

Dos cardos de sol que están abriendo. Es costumbre ponerlos en las puertas para proteger la casa de espíritus malignos. Yo tengo uno en el patio desde hace más de cuarenta años, tenía dos pero uno desapareció cuando la expropiación, sin embargo quedó uno, nadie se lo llevó, que es como un tesoro para mi. 
Apenas empezaba a clarear cuando he visto a esta araña, en el corral, toda afanosa construyendo su tela. 
Alguien se ha calzado, ha subido al coche y se le han quedado las chanclas, me lo imagino rebuscándolas cuando llegue a su destino.
Cardos con mariposa
La primera vez que la he visto, al pasar, hemos dado un respingo las dos. Estaba tan quieta que casi no la veo. Ella se ha escondido en un segundo y yo me he escapado en otro. Al volver la he encontrado encima de las pizarras calientes, al sol. Será de las que no tienen oído porque ha pasado un coche y se ha escapado después de un poco, cuando ha notado el aire o la vibración. Hace muchos años que no me encontraba con ninguna, pero este verano es la segunda.
El sol quema pero el agua y las sombras están frescas.
Las barcas vienen y van a lo largo del embalse. Estamos a final de agosto. Antes se decía que si había una tormenta hacia el 15, se acabó el verano, pero ahora parece que se estira y septiembre suele ser muy bueno. Que siga el calor, que frío ya tenemos de sobra.

23 comentarios:

  1. Hola Angelines, que bonito es el cardo de sol, una pena no tener uno para que nos proteja como dices, y una pena también que desapareciese uno de los que tenias, pero bueno te dejaron el otro:), la "amiga" que te encontraste que miedo, diste el respingo pero aun le hiciste la foto, yo ni eso hago de lo deprisa que desaparezco jeje, nosotros aquí deseando que llegue ese fresquito que a vosotros os sobra, ya nos queda menos para que venga:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruja, se estaba quieta la culebra pero yo también estaba con un pie preparado para correr, eh?. Tenemos un calor fuera de lo normal, no creas, el sol parece que cae con todo su peso. Besetes.

      Eliminar
  2. Pobre hombre, su descuido con las chanclas se ha hecho internacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se enterara él de que se las dejó allí !!

      Eliminar
  3. La culebra me da repelús y me acuerdo de mi abuela cuando pensando que era un cordel cogió una del suelo. La vista es traicionera a cierta edad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Que preciosas son tus fotos, dan ganas de andar por allí y admirar la naturaleza bella, has tenido buen ojo para captar la culebra y que no escapara. Un burn día y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero escapó, pero volvió confiada y fue cuando la pillé. Besetes.

      Eliminar
  5. Los cardos, la araña que teje, las chanclas olvidadas, la mariposa que liba, la culebra sobre las pizarras, las barcas que van, son retazos de un aquí y un ahora que se bebe con gusto, a sorbitos pequeños y llenos de sentido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin, no es nada más que eso, sorbitos pequeños de pequeñas cosas que se van presentando por el camino.

      Eliminar
    2. Nada más ni nada menos. ¡Ahí queda la cosa!

      Eliminar
  6. Es cierto lo que dice Marcos: ¡el olvido de las chanclas llegó hasta Argentina!
    Estás en todos los detalles, Angelines. Una perfecta fotoreportera de los sucesos cotidianos.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Angelines, voce é muito corajosa pois viu uma cobra e nem gritou!!! Aqui é comum ver cobras, nas cidades elas são pequenas mas nas florestas (nossas matas acabaram) elas são muitas, bem grandes e venenosas. Aprendi a deixa-las em seu lugar e reconhecer seus costumes quando morei em aldeias indigenas na floresta Amazonas,Outra hora te conto como era a minha vida com os indios. Abraços da amiga brasileira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, una cobra ya son palabras mayores, qué miedoooo !!! Y hablar del Amazonas .. también. Besicos Dilei.

      Eliminar
  8. Me dan repelús las serpientes.
    Todas.
    Esas y las que tienen forma humana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hasta el año pasado no conocía la costumbre de poner cardos de sol en las puertas, en la urba de Broto hay varias casas que las tienen.
    Víboras o culebras este año no he visto ninguna, sin embargo tengo un precioso lagarto en la parcela.
    Y por supuesto un ladronzuelo que se me come las avellanas, aunque esta vez aún no lo he llegado ver "robándomelas", lo debe de hacer nada más que se hace de día, y deja todos los días las cáscaras de avellanas comidas en el césped, claro que se las dejo al esquiruelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevaba muchos años sin encontrarme con ninguna culebra, no me meto por donde creo que puede haberlas, pero esa estaba junto a la carretera y era bien gorda. Ahora veré a los esquirigüelos por el paseo de la cantera, en Jaca, pues bajamos mañana. Hoy día de recoger y despedidas.

      Eliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.