" NADA HAY MÁS NUEVO QUE EL AMANECER DE CADA DÍA " - EMPIEZO EL BLOG EL 3 DE JUNIO DEL 2.010 - (mi refugio)

4/12/16

Echar una mano

Paseo de la Cantera - Jaca
"Cuando estemos desbordados en el trabajo debemos aprender a pedir ayuda, así como a ofrecer nuestra colaboración con los demás cuando estén agobiados"

- Pedir ayuda y recibirla, ofrecerla y que la acepten, es una hermosa manera de compartir no sólo el trabajo sino la alegría de terminarlo a punto y bien, con la gran satisfacción que supone "echar una mano"


MÚSICA PARA VOLAR  

Gracias, Ana.

17 comentarios:

  1. Es verdad que siempre que se pueda y te dejen hay que echar una mano o las dos.
    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muchas veces preferimos hacerlo todo nosotros mismos y así es que nos agobiamos. Yo aún tengo que aprender ...

      Eliminar
  2. Yo también tengo que aprender a pedir ayuda. En cuanto a ofrecer ayuda a los agobiados, sí pero... Hay agobiados que ven enseguida lo fácil que resulta que el otro de y haga todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy ... esa es la otra cara de la moneda !!

      Eliminar
  3. Trabajando recuerdo una serie de anécdotas que nos ocurría con un jefe cuando se le pedía ayuda, pero ayuda con la prestación de un aparato de medida, ya que no estaba disponible en todos los sitios, nos mandaba el aparato y al técnico que lo manejaba. Nosotros solamente queríamos el aparatejo, que lo conocíamos bien.
    Como verás unos no llegan y otros se pasan.
    Preciosas las cardoneras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que pasa, no hay un término medio. Qué bonitas están ahora las cardoneras !!

      Eliminar
  4. quizás lo más difícil para algunos es aprender a "recibir"... una palabra, una ayuda, aun hasta amor...

    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese sería un caso muy triste para el que necesita dar ...

      Eliminar
  5. ✿⊰° ·.

    Trabalhar em equipe é sempre melhor.
    Somam-se ideias e esforço, tudo fica mais fácil.
    Bom domingo!
    Beijinhos.
    ༼❀° ·.

    ResponderEliminar
  6. Hay muchos motivos por los que nos cuesta pedir ayuda cuando tenemos un problema. El orgullo, al no querer reconocer nuestras limitaciones y la existencia de un problema, el miedo a que se nos niegue la ayuda que solicitamos, el no querer molestar y muchas veces el no querer exponer ante los demás nuestras debilidades y que puedan juzgarnos por ellas.
    Pero hay veces que al intentar solucionar algo gastamos demasiadas energías y si no conseguimos resolverlo, nos queda un gran sentimiento frustración.

    Precioso el vals de Otoño, lo escuché ayer cuando Ana dejó el enlace, pero hoy lo he vuelto a escuchar con gusto. Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el mayor problema es que no queremos molestar, pero al fin no hay más remedio que pedir esa ayuda necesaria, aunque la mayor parte de las veces, quienes nos quieren, lo adivinan.

      Eliminar
  7. Este video si lo veo y como siempre mágica música...palabras muy sabias y pocas veces llevadas a cabo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me alegro, Pili, de que lo hayas podido escuchar. Y es verdad, tenemos que aprender a que nos ayuden, yo la primera.

      Eliminar
  8. Me parece una idea estupenda, para llevarla a cabo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, que lo hagamos siempre que sea posible. Delegar es confiar. Besetes.

      Eliminar
  9. Me encanta echar una ✋ si me necesitan, pedirla me cuesta ➕ 😘

    ResponderEliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.