" nada hay más nuevo que el amanecer de cada día "
- RUMIANDO MOMENTOS -

sábado, 26 de noviembre de 2016

Resignación


      Los tres cardos, como tres solitarios bailarines, resisten a los colmillos de los topos. Había cuatro, pero uno ya se lo comieron, se nota el hueco. A ver si nos dejan alguno para estas Navidades porque estos voraces inquilinos se disponen a pasar el invierno con buena despensa. Miramos las toperas con impotencia y resignación !!


15 comentarios:

  1. Los topos lo van minando todo con sus túneles y los que les guata se lo comen. En Doña Tecla se instalaron, pero los moleste todo lo que pude hasta que se cambiaron a vivir a otro sitio. Un abrazo y me alegra que estés mejor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Angelines. Prueba colocándoles alrededor varas de Saúco, su olor les desagrada. Me alegra leerte de nuevo mi querida amiga. Feliz fin de semana y un enorme beso.

    ResponderEliminar
  3. Bajo tierra tambien tienen hambre, esperemos que se les haya pasado con un cardo y no vuelvan a por mas. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Es un problema de difícil solución y que te debe llenar de impotencia.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Es una pena que te dejen sin cardos para la Navidad. Supongo que ya lo habrás visto, pero en Internet hay un montón de trucos para ahuyentarlos "te dejo uno fácil de hacer"

    https://youtu.be/qFsqES4zg0c

    Parecen tonterías pero yo hice uno para mosquitos, tambien con una botella y fué muy efectivo.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  6. Los topos son muy dañinos, pero igual alguien los ve lindos, y tr monta el dos de mayo si les complicas la vida
    besos

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que los topos terminen con lo que sembramos con ilusión. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Estos animalitos no se hartan de comer están siempre hambriento, y terminan con todo lo que pillan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No sabía lo que hacían estos animalitos, es una lástima! Te espero en mi nuevo post

    ResponderEliminar
  10. Conociendo la hortaliza: A los antiguos romanos ya les gustaba el cardo. El cardo era por aquel entonces un alimento de lujo. Los mejores cardos eran importados a Roma y los béticos de Córdoba gozaban de mucha fama, junto a los de Sicilia y a los de Cartago. Esto no es de extrañar, si se tiene en cuenta que esta verdura es originaria del Norte de África y el sur de España. En la actualidad, es en Aragón, Navarra, La Rioja y Soria donde más se consume. Y, puesto que se trata de una verdura de invierno, no es de extrañar que sea plato tradicional en las cenas navideñas.
    Conociendo al asaltante: Los topos basan su dieta entre un 90% y un 100% en lombrices. Este porcentaje disminuye hacia el invierno a un 50%, lo que le obliga a completar su ingesta con caracoles, pequeños reptiles, anfibios, roedores, raíces, tubérculos, frutos... Si está más de 24 horas sin comer _algunos autores creen que de 10 a 12 horas ya es suficiente para un daño irreversible_, el topo muere. Esto se debe a que su metabolismo es muy alto, lo que le obliga a comer diariamente una cantidad de alimento equivalente a un mínimo del 50% y un máximo del 100% de su peso.
    Para expulsarlos se pueden utilizar métodos incruentos, como los aparatos que emiten ultrasonidos. Los que se basan en un ruido intermitente muy molesto para ellos que los espanta. Se clavan en la tierra, funcionando con pilas. Tienen un radio de acción de varias decenas de metros. Según los fabricantes son eficaces e inofensivos para perros y gatos. Otro método más artesanal es introducir un trapo empapado en gasolina en la entrada de sus madrigueras o ponerles bolitas de alcanfor o naftalina -de la que se usa para conservar la ropa- en los túneles ya que huyen de estos olores. También se venden trampas que no hieren al topo, de modo que una vez atrapados, se pueden soltar en la montaña o campo, sin necesidad de matar al animal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La opinión de la hortelana es que no se lo comerán todo ... Ya veremos !!

      Eliminar

GRACIAS POR TU TIEMPO.